Limpieza de fosas sépticas en Zaragoza
Hay instalaciones de gran importancia para la habitabilidad de algunos edificios, como todos aquellos que no tienen un acceso a las infraestructuras de saneamiento general. Las fosas sépticas, sirven para que las aguas fecales y residuales de estos edificios, puedan ser conducidas y tratadas su interior. Las aguas negras se deshacen en parte en el interior de las instalaciones, degradación que se produce a través de procesos de tipo bioquímico. Parte de ellas se filtra en la tierra, pero en todo caso, siempre quedan restos que con el paso del tiempo pueden dar problemas.

Limpieza y vaciado de fosas sépticas


Se trata de una actividad que hay que realizar cada cierto tiempo, una acción para la cual será necesaria la presencia del camión cuba y de especialistas en su utilización. Las bombas extractoras se encargan de realizar un vaciado integral de la instalación... un vaciado en el que se absorben todos los residuos, incluyendo lodo y también restos sólidos. Posteriormente a ultimar el trabajo, estas aguas tendrán que ser transportadas y depositadas en lugares que para ello marca la normativa.

La limpieza de las fosas sépticas está a cargo del agua a presión, con la que se lograrán lavados en profundidad en los que se arrancan todos los residuos. También será importante combinar este tipo de limpieza con técnicas de corte tradicional, con el empleo de recogedores especiales, cepillos, etc.

Desatascos e intervenciones urgentes en fosas sépticas


En los pozos negros o fosas sépticas, pueden suceder incidencias imprevistas, para las cuales es fundamental el empleo del agua a presión o de otros elementos que se consiguen a través de los camiones cuba.

El desbordamiento de fosas sépticas es una de las situaciones más problemáticas en este caso, ya que se trata de instalaciones que contienen aguas negras. Desbordadas estas, la insalubridad estará presente hasta que no se tomen soluciones profesionales.
Reparación de fugas
Uno de los servicios más importantes de los grupos dedicados a los desatascos, es la reparación de fugas. Fontaneros especializados le proponen tareas para que su inmueble se libre de uno de los problemas más frecuentes y molestos. Además de resultar costoso y antiestético por la degradación que presentan los revestimientos de los paramentos, supone una degradación para las infraestructuras y un derroche medioambiental. Además, la factura del agua no tiene por qué contener un volumen no gasto, sino perdido.

Para evitar todos estos problemas, los especialistas cuentan con maquinaria especial para detectar fugas de agua. Es el paso previo a la reparación, pues hoy en día no resulta factible ir picando el suelo hasta encontrar la fisura que provoca la pérdida de agua. Estas fisuras suelen estar provocadas por heladas (cuando la conducción se halla en el interior), por movimientos del suelo, por fallos en la instalación, por presencia de raíces, piedras, cascotes... En algunos casos son de muy pequeño tamaño y apenas pueden observarse a simple vista. Los correladores son aparatos con los que se evalúa el estado de una tubería respecto a su presión, midiendo la presión hasta encontrar por dónde pierde.

La ganancia de tiempo es fundamental, y también los costes de las obras de albañilería. Con la reparación de fugas, cualquier edificio institucional, residencial o comercial, se librará de manchas de humedad, malos olores y en definitiva de un ambiente que no invita a quedarse en el inmueble.

Las reparaciones en este ámbito pueden ser de mayor o menor entidad. Por ejemplo, uno de los trabajos de los operarios es la rehabilitación de grandes conducciones del saneamiento. En estos casos pueden emplearse packers, aparatos robóticos que manipulados a distancia repararán la fuga sin necesidad de zanjas. Para ello se emplearán resinas específicas asociadas a camisas de fibra de vidrio.
Usar sosa en tuberías: pros y contras
Entre las alternativas existentes para que los propios usuarios intervengan sus redes, se halla la utilización de la sosa cáustica. Es un producto de gran poder abrasivo, un químico muy potente que habrá de ser manipulado con cuidado si deseamos evitar incidencias. Usar sosa en tuberías tiene sus pros y sus contras. Entre las principales desventajas, está precisamente su posible peligrosidad. Puede provocar quemaduras graves por contacto, de ahí que la protección tenga que ser eficaz antes y durante su manipulación.

Lo fundamental es evitar que la sosa con el agua, nos salpique encima, y para ello nada mejor que protegernos con guantes resistentes, con ropa gruesa... que preserve de tales incidencias a toda zona de nuestro cuerpo. Piernas, cuello, brazos, pecho... deben estar perfectamente protegidos a través de prendas lo suficientemente resistentes como para que aguanten las posibles salpicaduras, impidiendo que estas lleguen a afectar la piel.

Otro problema que puede surgir, es que utilicemos más sosa de la necesaria y se produzcan averías en las tuberías. Para evitarlo, deberemos ceñirnos a la medida de una tacita de sosa cáustica, una tacita de las utilizadas para el café. La echaremos por el sumidero seco cuando estemos ya preparados con guantes y las demás prendas. Tiene que colarse bien por el sumidero, y luego habrá que verter el agua caliente; una medida de un vaso o vaso y medio. El agua deberá echarse con todo el cuidado que sea posible. Este paso es delicado, pues pueden producirse salpicaduras. El agua deberá ser echada con toda la lentitud que le sea posible al usuario.

Tras echar el agua caliente, habrá que esperar a que esta, junto con la sosa, trabajen contra los engrosamientos que dañan el interior de las cañerías. Con una limpieza adecuada, se evitan los malos olores y los atascos, los cuales pueden provocar incluso inundaciones.
Cómo librarse del mal olor del fregadero
Los hedores que se adueñan del fregadero, llegando a toda la cocina y a veces a toda la casa, tienen su origen en una acumulación de residuos en el interior de las cañerías.

Los usuarios deben saber cómo librarse del mal olor del fregadero a través de técnicas tradicionales y caseras, procedimientos que se realizan con productos que no dañan las instalaciones, sino que por el contrario ayudan a su mejor estado y son totalmente inocuos.

Uno de esos productos para evitar el mal olor de las cañerías de las fregaderas, es el café, más concretamente sus posos.

Estos, cuando salen bien prensados de la cafetera, pueden servir como un filtro a través del cual el agua irá cayendo con unos pocos, colaborando a la limpieza interna de las tuberías. Para esto hay que colocar un pedazo de los posos en el sumidero, y simplemente dejar que caiga el agua a través de ellos cuando se abra el grifo.

El procedimiento que se basa en los posos de café no es efectivo al 100% si estamos hablando de obstrucciones más complejas, compactas o densas... acumulaciones que se presentan en las cañerías normalmente de instalaciones antiguas. La mezcla de residuos inorgánicos con restos orgánicos (como desperdicios alimenticios), puede resultar peligrosa para las tuberías, que ni siquiera podrán limpiarse echando posos de café día a día.

Puede probarse con otro método casero: la utilización de una asociación especial entre agua, levadura química, sal y vinagre. La combinación se realiza de la siguiente manera, y en el sumidero sin una gota de agua. La razón de que el sumidero tenga que estar seco, es que echaremos medio vaso de polvo de levadura química. Tiene que colarse bien por el desagüe, pues luego echaremos medio vaso de vinagre y tendrá que producirse una característica reacción. Esperando 20 minutos, echaremos varios litros de agua salada y muy caliente.
¿Cómo realizar un desatasco casero del lavabo?Las instalaciones de las redes de agua deben ser intervenidas periódicamente, con limpiezas de tuberías con agua a presión y otros trabajos profesionales. Sin embargo, hay ocasiones en las cuales los propios inquilinos pueden enfrentar los problemas. Es el caso de los pequeños atascos de lavabos o fregaderos. Los profesionales de las redes le proporcionan la información que necesita, incluyendo los pasos que hay que dar para realizar trabajos fiables. Si se pregunta cómo realizar un desatasco casero del lavabo, lo primero que hay que tener en cuenta es que la instalación debe estar libre de agua para poder proceder. Si el lavamanos estuviera lleno de agua o con un nivel bajo pero estable, habría que bombearla o achicarla de alguna manera.

Así pues, actuaremos cuando el sumidero esté seco y la instalación completamente libre de agua. Es importante que el sumidero esté seco porque el primer paso a realizar es echar medio vaso de bicarbonato por él, producto que no deberá formar grumos con el agua. Tras el bicarbonato (al que pueden sustituir la sal de frutas o la levadura química) se echa medio vaso de vinagre. El burbujeo típico de esta reacción, quiere decir que la mezcla funciona y actúa contra la costra o tapón que impide el normal paso del agua. Hay que dejar que el bicarbonato actúe con el vinagre durante un cuarto de hora por lo menos; tras ello echaremos 3 o 4 litros de agua hirviendo con sal.

Este último paso provocará el arrastre de los residuos de la propia mezcla, así como de los que forman el atasco. Al abrir el grifo el agua tendría que circular sin problemas sumidero abajo. Si no fuese así, tendríamos seguramente que contactar con especialistas en desatascos, personal que se sirve del agua a presión y otros métodos avanzados para poner freno a las incidencias en las redes de agua.
Empresas profesionales de pocería
Los grupos expertos en redes de agua no solo le ayudan a mantener en el mejor estado posible sus instalaciones hidráulicas, sino que también le asesoran para que Vd. mismo sea el encargado de realizar determinados trabajos en sus propias redes de agua.

Empresas profesionales de pocería están a su servicio en Zaragoza con el fin de facilitarle achiques de agua, limpiezas con agua a presión y numerosos trabajos para un mejor estado de las redes. En cuanto a los achiques o bombeos, se llevan a cabo mediante maquinaria de última generación, resultante de camiones cuba que también sirven para otros muchos propósitos. Los bombeos y extracciones de agua son fundamentales en muchas circunstancias.

Por lluvias torrenciales, los garajes, trasteros, cuartos de calderas o sótanos pueden inundarse, así como por reventones en los conductos de las redes hidráulicas. Es un grave problema que las aguas se desborden sin control, ya que pueden causar deterioros en las infraestructuras en las instalaciones. Asimismo las empresas de desatascos especializadas en pocería se ocupan de todo lo necesario para poner a punto fosas sépticas y otras instalaciones del saneamiento de edificios sin conexión a las acometidas generales.

El agua a presión de las empresas de pocería se utiliza para deshacerse de cualquier obstrucción en las tuberías, pero también pueden servir para limpiar las instalaciones después de lluvias torrenciales o desbordamientos por rotura de tuberías.

Mediante el agua a presión, se logran mejorar edificios en muchos aspectos; arquetas, alcantarillado, canalones y cualquier otra canalización, quedan perfectamente limpios y como nuevos tras la acción de los especialistas. Los operarios llegan a resolver cualquier complicado problemas de las redes, pues también poseen instrumentos de localización específica, como cámaras de TV con las que se detectan atascos y diversas incidencias en el interior de las redes, como fisuras u objetos cruzados.

Safe Creative #1503220166321

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información